El cambio climático es una realidad. No puede evitarse, pero sí contenerse a un nivel aceptable y sus repercusiones negativas pueden reducirse considerablemente. Se trata de un problema de alcance mundial, que requiere soluciones a escala mundial. Es preciso intensificar la labor para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. La adaptación al cambio climático genera importantes oportunidades sociales y económicas y contribuye a frenar otras tendencias no sostenibles (Estrategia Europea de Desarrollo Sostenible)

Documentos de Interés