El valor de reconocer los costos sociales de las emisiones de óxido nitroso

El cálculo de los costos de óxido nitroso (N2O) en la sociedad, así como en los negocios es vital para entender los verdaderos beneficios económicos de reducir las emisiones de N2O, según sugiere una investigación reciente. El aumento de la eficiencia del uso de nitrógeno en un 20% para el año 2020 podría traer beneficios anuales globales para el clima, la salud y el medio ambiente de unos 118 mil millones de €.

FUENTE: boletín Science for Environment Policy Issue 358

AUTOR: Elaboración propia

El N2O es un gas de efecto invernadero emitido como resultado de actividades humanas como la agricultura, la industria y la quema de combustible. Las medidas para reducir sus emisiones mediante un uso más eficiente del nitrógeno pueden ayudar a mitigar el cambio climático y reducir las pérdidas de nitrógeno procedentes de la agricultura. Esto último conduce tanto a la mejora de la producción de alimentos, como a una reducción de la contaminación por nitrógeno. Según los investigadores, las estimaciones de las ganancias económicas colaterales podrían ser un buen argumento para motivar las reducciones de las emisiones de N2O .

En un reciente estudio publicado, apoyado en parte por los proyectos ECLEIRE y NitroEurope UE en cooperación con el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente , hace una distinción entre dos perspectivas de la cuestión: el sector y las opiniones de la sociedad. El punto de vista del sector considera que las acciones para reducir las emisiones de N2O no deben suponer ningún coste adicional para los sectores responsables de las emisiones. Por su parte, el punto de vista de la sociedad considera que, además de la rentabilidad del negocio, deben cuantificarse los beneficios que la reducción de las emisiones de N2O suponen para la salud humana y la biodiversidad y tenerse en cuenta con el fin de evaluar mejor el beneficio social neto como motor de desarrollo de políticas en este campo.

Actualmente en la formulación de políticas del sector, sobre todo por la agricultura y la industria, tiende a centrar los esfuerzos sólo en una pequeña parte de los costos de las emisiones de N2O (como los costes sanitarios), sin tener en cuenta que las ganancias (como la mejora de la fertilización) son comparativamente más grandes. Por tanto, los investigadores sugieren que hay una necesidad de una política para tener una visión más social de las emisiones de N2O.

Hay muchas acciones que podrían mejorar la eficiencia global del uso de nitrógeno,  como la mejora de la eficiencia en el uso de fertilizantes, el reciclaje de nitrógeno a partir de sistemas de aguas residuales y la reducción de la cantidad de proteína animal en la dieta. Se estima que la mejora de la eficiencia del uso de nitrógeno en un 20% entre 2008 y 2020 ahorraría 23 millones de toneladas de nitrógeno, lo que resulta en un ahorro económico de alrededor de 23 17mil millones € al año. Además, los beneficios anuales para el clima, la salud y el medio ambiente podrían ascender a 118 mil millones €, destacando los posibles beneficios monetarios de considerar el punto de vista de la sociedad en las medidas de política.

Los investigadores sugieren que las medidas políticas deben fomentar técnicas innovadoras para mejorar la eficiencia del uso del nitrógeno. En particular, recomiendan que se eviten los subsidios perjudiciales para el medio ambiente de nitrógeno. Concluyen que la incorporación de las opiniones de la sociedad en las políticas puede poner de relieve los verdaderos beneficios económicos de reducir las emisiones de N2O.

Sobre el autor

Déjanos un comentario

*

captcha *